24/6/19

Tres partidos de... Beto

Continuamos la serie "Tres partidos de..." con el capítulo dedicado a Beto, guardameta que ha cumplido 10 años en la con la selección portuguesa. (Imágenes: FPF y FIFA).


FPF / Antonio Paraiso

Continuamos la serie "Tres partidos de..." con un capítulo dedicado al guardameta Beto (Lisboa, 1982) y a conmemorar el décimo aniversario de su debut con la selección absoluta de Portugal, acontecimiento que data de junio de 2009 en Estonia con Carlos Queiroz al comando del combinado luso. 

En el momento de escribir estas líneas, Beto suma 16 internacionales a lo largo de la última década, habiendo estado presente en la fase final de todos los torneos que Portugal puede disputar, es decir, Eurocopa (2012), Mundial (2010, 2014 y 2018), Copa Confederaciones (obteniendo la medalla de bronce en 2017) y Nations League (consagrándose campeón en 2019).

También debemos destacar que suma convocatorias con los 4 seleccionadores que han dirigido al combinado "das quinas" en estos años, es decir Carlos Queiroz, Paulo Bento, Agostinho Oliveira y Fernando Santos. 

Sin duda se trata de un jugador que, a nivel de selecciones cuenta con un palmarés envidiable, que le suma una experiencia a nivel de clubes que le han hecho conquistar 9 títulos oficiales, destacando las 4 Europa League que ha podido levantar, 3 con Sevilla FC y una con FC Porto, formando parte de momentos y de plantillas legendarias. 

Actualmente defendiendo la camiseta de Goztepe, en la primera división de Turquía, esta cerca de los 500 partidos como profesional, y es, sin duda uno de los jugadores más carismáticos de Portugal y uno de los hombres fuertes en el grupo de Fernando Santos. 

A continuación les dejo con sus "tres partidos":


Me quedo sobre todo con el momento del himno, aunque ya lo había escuchado muchas veces en diferentes partidos internacionales, pero esa vez fue distinto gracias a la oportunidad que me dio Carlos Queiroz.  
Recuerdo especialmente ese momento, me sentí lleno, no quería que se acabara nunca, que durara 30 minutos... Mi padre trabajaba en las operaciones especiales de Portugal y siempre hemos vivido profundamente el sentimiento patriótico, se puede decir que lo llevo en la sangre. 
Escuchar el himno, aquel día en Lilleküla, hizo que se parara el mundo. Mientras , mi cabeza imaginada, pensaba en todo lo que supone ser portugués, en nuestra historia...
Además de disfrutar de mi debut, tuve un pensamiento que dominó el día: "Papá, he llegado hasta aquí, estoy escuchando el himno, representando a la selección portuguesa, va por ti".

www.fifa.com



Siendo Paulo Bento nuestro seleccionador, vivimos un partido intenso, que solamente conseguimos empatar en el descuento con un gol de Varela. El resultado, nos permitía seguir compitiendo en el campeonato y me quedó la sensación de haber cumplido un sueño. 
A lo largo de los años, me había imaginado, proyectado muchas veces representando a Portugal en la fase final de un Mundial. Es cierto que, he trabajado mucho para conseguirlo, pero lo había soñado tantas veces...
Mi deseo era tan fuerte, que me llevó a trabajar sin descanso, a sufrir al máximo y a no desistir hasta conseguirlo. 
Ya se sabe que, muchas veces no solamente basta con trabajar para conseguir nuestras metas, pero es algo que me caracteriza, el querer que las cosas ocurran.  


Estábamos todavía en la primera fase de la Nations League, pero nuestro seleccionador, Fernando Santos tuvo un gran mérito al dejarnos claro que no íbamos a competir simplemente, sino que, jugábamos para conquistar el título. Mientras creyéramos en esto tendríamos todas las condiciones para acercarnos a ganarla. 
Fue uno de los primeros pasos para lograr un título que ansiaba. A lo largo de mi carrera he conquistado trofeos a nivel de clubes, premios individuales... Pero me faltaba conquistar un título con mi selección y levantar la Nations League fue como decir: "Mi camino no termina todavía, pero me siento realizado y he cumplido todos los objetivos que me planteé al comenzar mi carrera" y esto para mí es sentimiento precioso.