27/5/19

Tres partidos de... Mauro Antunes

Nuevo capítulo de la serie "Tres partidos de...", en esta ocasión dedicado a repasar la carrera de Mauro Antunes, tres veces campeón de Portugal en tres categorías diferentes. 


Mauro Antunes (Setúbal, 1992) siempre ha sido un jugador que me ha causado un gran impacto al verlo jugar desde que en en 2013 lo vi exhibirse con la camiseta de Atlético CP a un Sporting CP en el que destacaban João Mario, Ricardo Esgaio, Zezinho, Nuno Reis o Cristian Ponde. 

Medio ofensivo o extremo, sigue la tradición de atacantes portugueses rápidos, habilidosos y valientes que, tan decisivos han sido generaciones tras generaciones en el fútbol luso

Internacional con Portugal en categorías inferiores, se formó en Sporting CP, principalmente,  y Os Belenenses, y ya ha disputado 220 partidos como senior. Además ha jugado 3 temporadas en la Segunda Liga y ha vestido la camiseta de Moura, Académico de Viseu, Mafra, Atlético CP, Quarteirense, Anadia y Mafra, club en el que ha jugado las dos últimas temporadas.

En su palmarés destaca que ha sido campeón nacional en tres ocasiones: con el equipo junior de Sporting CP (2006/07), con Académico de Viseu (2012/13) y con Mafra (2017/18), haciendo gala de su buena estrella. 

A continuación, les dejo con sus tres partidos. 


Fue mi primera internacionalización y queda marcada claramente como uno de los partidos  más destacados de mi vida. Y es que, representar a tu país es el sueño de cualquiera. 
Me acuerdo de estar escuchando el Himno Nacional y yo, que no soy de estar nervioso, notaba como mis piernas temblaban. Fue un gran momento y un orgullo.


Fue mi primer ascenso a la Segunda Liga, a pesar de que, venía de un año difícil a nivel individual pues venía de préstamo del Atlético CP donde había jugando poco hasta enero. 
En Académico de Viseu la situación no era diferente, pero llegué a un grupo fantástico, a una ciudad maravillosa y me encontré con unos adeptos apasionados. En ese juego hicimos gol a través de nuestro capitán Marco Almeida a 10 minutos del final y luego fue la locura con la deseada subida. Me acuerdo de llegar a la cámara de Viseu y estar en un mar de gente a nuestra espera.



Juego decisivo, en un estadio top, como es el de Leiria y que estaba lleno. Nosotros veníamos de una temporada fantástica en la que los resultados y calidad de nuestro juego nos daba confianza para soñar, incluso siendo unos outsiders para quien mirada desde fuera.
Comenzamos perdiendo 1-0 pero sobre los 70 minutos hicimos el 1-1, resultado que nos bastaba para subir de división. Fue muy emocionante aquellos últimos minutos y lo que vino después del pitido final. Por el sentimiento enorme de alcanzar un objetivo de esta grandeza y de dar esa alegría a nuestros familiares, amigos y aficionados que tanto nos apoyan.
En ese momento también nos dio el pase a la final de Jamor, estadio mítico, que normalmente es donde se juega la gran final de la Taça. En nuestro caso fue contra el Farense, ganamos 2-1 en el último minuto, convirtiéndonos en campeones Nacionales.
¡Fue una temporada maravillosa y compartida con un grupo fantástico!