21/5/19

Maite Albarrán: "He comprobado que no tengo límite"

Entrevista exclusiva a Maite Albarrán, defensa central de Sevilla FC, que repasa su temporada a nivel particular y colectivo a partir de dibujar la curva de las emociones.



Me imagino a Maite Albarrán teniendo un diálogo parecido consigo misma, alguna vez... Porque es eso lo que la he visto hacer cada día en estos dos años, buscar continuamente su mejor versión posible. 

Cuántas veces después de un buen partido, la veía pensativa. Incluso horas más tarde, tenía claro qué debía corregir. En realidad, solamente la he visto relajada una vez lograda la excelencia en el tramo final de la temporada. 

En definitiva, Maite Albarrán (Sevilla, 1987) ha sido una de las claves del éxito final en la temporada de Sevilla FC, justo cuando quizás se ha enfrentado a reto más duro de su carrera, mantener al equipo en la Liga Iberdrola. Decimos esto, porque el equipo parecía sentenciado a finales de 2018, tras sufrir una serie de 10 derrotas consecutivas y ocupar durante semanas el último puesto del campeonato. 

Analizamos a partir del dibujo de la curva de las emociones una temporada histórica que puede marcar la historia del proyecto en los próximos años. 



A continuación les dejo con la entrevista:

Vemos la forma que adquiere la curva y es claro que terminan al máximo...

La verdad es que siempre he dicho que he visto a mis compañeras totalmente implicadas. Esto y saber encontrar soluciones a las dificultades es lo que me llevo de esta temporada. 

Comienzan ante Fundación Albacete en un partido que parecía de la temporada anterior, sobre todo por el intercambio de golpes...

Tuvimos errores parecidos al mismo partido de la temporada anterior, si bien los primeros partidos de las temporadas suelen ser engañosos. 

Posteriormente llegan dos victorias milagrosas, ¿qué sensación les quedó? 

Ante Sporting de Huelva tuvimos también errores al defendernos de los balones largos. No supimos leer el partido, yo la primera. Ante Rayo si hicimos un buen partido y asediamos al rival. Fue un partido mejor.

Se encadenan una serie de 10 derrotas, ¿recuerda alguna especialmente dolorosa?

Para mí todas, si bien los que perdimos por un gol, sobre todo ante UDG Tenerife en el descuento o ante RCD Espanyol, haciendo un buen trabajo, en uno de nuestros mejores partidos, la verdad es que pesaron. 

En este periodo se perdió algunos partidos, ¿cómo lo gestionó?

No nos gusta salir del equipo y como pude. Es justo dar oportunidades a otras compañeras, pero fue un trago. Soy competitiva, me autoexijo, pero le eché ganas para darle la vuelta. 

"Valoro mucho ser titular, muchas compañeras quieren estar en el campo"


Llegan partidos con resultados muy negativos, como ante Málaga, Valencia... Una mujer cómo usted, ¿cómo le afectan 10 derrotas?

A veces lo pienso, llegó un momento de inseguridad, no solamente por ser suplente en algunos partidos, y necesité recuperarme. Yo me conozco, pero en esos momentos tuve que trabajar mucho para superarme y he conseguido subir mucho el listón. 
La situación era clara, teníamos que superar esto sí o sí, porque la institución no se merecía mostrar este nivel. Como capitanas, trabajamos para convencer a las compañeras de que era posible y que confiábamos las unas en las otras. 

Tras la derrota ante Athletic Club (6-0) llega el cambio en el banquillo y se rompe la serie de derrotas ganado a Madrid CFF...

En realidad Cristian Toro no tuvo posibilidad más que a prepararnos en cuanto a sacar nuestro lado emocional y lo que hicimos fue tirar de garra y de corazón

Llegaron las lesiones de Blanca (muy pronto) y las de Lucía y Teresa (que llegaron en la misma semana), ¿cómo lo asumen?

La lesión de Blanca fue un palo, no te esperas esto en una jugadora tan fuerte. Fue la primera y muy difícil para todas. 
Las de Teresa y Lucía, una detrás de otra, nos llevó las manos a la cabeza, no podíamos darle crédito, principalmente por la gravedad. La verdad es que nos dio miedo, porque nos puso por delante que el riesgo de lesión esta siempre. Ahí comenzamos a ascender. 

Ante Real Betis, pese a la derrota (2-3), vimos un buen nivel...

Ahí hubo matices de lo que iba a proponer el entrenador en los 6 meses que tenía por delante. Estábamos preparando algo y estaba segura de que lo íbamos a mostrar. 
Poco después llega uno de sus mejores partidos que ha jugado, ante Rayo Vallecano...

Puse toda mi garra y quería dedicarle el gol a mis compañeras, porque te rompe el alma ver cómo tienen que esperar para volver. 

Ahí la he visto por primera vez terminar un partido relajada...

Estaba muy segura, de hecho encadené dos partidos marcando. Me había recuperado de la inseguridad y sabía que podía dar más. Fue el comienzo de una clara línea ascendente. 
"Nunca le había jugado al FC Barcelona como este año" 

Uno de los puntos más bonitos fue llegar a la semifinal de la copa de la Reina, pese a que su objetivo era la liga, ¿cómo lo vivieron?

Era positivo, pese a acumular partidos. Lo que necesitábamos era competir para recuperarnos. Cristian estaba construyendo su 11 y sacar lo mejor de nosotras y ahí comenzamos a verlo. 

Uno de los puntos importantes en el equipo fue la llegada de Aldana Cometti, ¿cómo se ha sentido al jugar a su lado?

Ha jugado casi todo. Su llegada nos dio seguridad, equilibrio, solidez... Aunque somos parecidas, necesitábamos otro perfil de central.

Partidos fundamental fueron las victoria (5-0) a Málaga CF y a Madrid CFF...

Teníamos muy claro que los rivales directos como Madrid CF, Albacete, Málaga, Logroño... Iban a estar a nuestro lado hasta el final y fuimos con todo. 
Cristian nos preparó también para darle la vuelta al balance de goles a nivel particular ante estos rivales y nos fuimos consiguiendo. 

Fuimos encadenando una serie de partidos jugando cómo buscábamos, con toque, agresivas, entendiéndonos mucho... En el último tramo de liga, yo he disfrutado más que he sufrido. Veía a mi equipo jugar desde atrás, y cómo mis compañeras han crecido. Daba gusto verlas, me encanta. 


Ante FC Barcelona, pese al resultado se les vio bien, ¿está de acuerdo?

Yo nunca le había jugado al FC Barcelona como este año. Si miramos las estadísticas, estuvimos muy cerca de ellas, tuvimos muchas opciones y mucha posesión del balón, tal y como nos indicó el entrenador. 
Si se ve solamente el marcador, puedes equivocarte al valorarlo, pero tuvimos 10 tiros a puerta y pudimos acabarlo a lo grande. 

Y llegó el último partido, ante Levante UD, ¿uno de los mejores duelos de la temporada?

Estoy de acuerdo. Terminamos muy contentas y demostrando que nos reinventamos, pese a ser las mismas. Esto es muy importante, somos las mismas que cuando en la jornada 13 nos daban por muertas. Con los refuerzos que llegaron, claro, pero los 11 eran casi los mismos. 

 A nivel particular, ¿se queda con el partido ante el Rayo o Levante?

Si miras las intervenciones, quizás ante Levante UD, porque estuve muy presente en los cortes y bien posicionada. También he tenido partidos de garra y corazón, como el Rayo, cuando no se vio un fútbol bonito, pero ganamos por ganas. 



Ahora haciendo balance, ¿cómo pasó de ser suplente a verla a su mejor nivel jamás visto?

Bueno soy muy cabezota, me exijo, quiero ser mejor cada día... Además tuve el apoyo de mi entrenador, que ha hablado mucho conmigo y que me ha dado confianza. 
Le doy mucho valor a tener continuidad, porque muchas compañeras quieren jugar. Al contar conmigo, quise demostrarle que merecía este estatus en los entrenamientos y los partidos, siempre quiero ayudar y ser positiva. 
En los malos momentos es cuando te das cuenta hasta cuanto puedes dar y la verdad que esta temporada la valoro muchísimo, porque me ha dado muchos aprendizajes. En estas circunstancias, eres mejor persona y mejor jugadora, de verdad que he sentido que no tengo límite.