12/3/19

María José Peréz y Carlos Buzón: "No nos ponemos límites"

Entrevista exclusiva con María José Pérez y Carlos Buzón, técnicos de RCD Nueva Sevilla, equipo que disputa la segunda división andaluza femenina de Sevilla y que está siendo una de las revelaciones de la categoría. 


En el contexto de conocer las diferentes categorías en el fútbol femenino me topé con un equipo que para mí ha supuesto un descubrimiento, hablo de RCD Nueva Sevilla, club que entrena el dúo compuesto por Maria José Pérez Oliva, "MJ" y por Carlos Buzón Gómez y que es una prueba de que podemos encontrar fútbol en estado puro si sabemos dónde buscar. 

Capaces de ganarse el respeto de los técnicos rivales, han sabido llevar a un equipo de nueva creación a rondar el 6º puesto de su campeonato. Se trata de un plantel heterogéneo que practica un fútbol muy serio y difícil de hacer frente, incluso por los equipos más poderosos de la categoría, como son Sevilla FC Femenino B y Real Betis Fémina B (líder de la liga). 

Con experiencia en ambos casos como jugadores, asumieron el reto de dirigir un equipo femenino el curso pasado, cuando llevaron las riendas de Espartinas Femenino, en lo que fue un anticipo de lo que está siendo la temporada actual, ya que, siguen contando con la mayoría de las jugadoras que integraron el proyecto anterior. 

En su día a día y en la manera en la que encaran cada partido, se deja ver el perfil de educadores de ambos. MJ es graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Técnico Superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas y, por ahora, tiene el título de entrenadora de nivel UEFA B. Por su parte, Carlos Buzón es diplomado en Magisterio (en la especialidad Educación Física) y Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, como su compañera, acredita el nivel UEFA. 

Es un momento especialmente interesante para sus carreras y para el desarrollo del fútbol femenino en el Aljarafe conversamos con los dos jóvenes técnicos, a continuación os dejamos con la entrevista:

¿Cómo ha surgido comenzar esta aventura como entrenadores?

MJ: Llevamos bastante tiempo trabajando juntos e hicimos el curso de entrenadores a la vez y a partir de una conversación que tuvimos sobre el fútbol femenino, aceptamos el reto al recibir la propuesta. 

¿Y cómo valoran la decisión?

Carlos Buzón: Es un mundo muy diferente, según mi experiencia como futbolista. También pienso que es más difícil, pero es un mundo más complicado. 

¿En qué sentido es diferente?

MJ: Pienso que el punto de sensibilidad con el que debes trabajar con el grupo. Ya que es muy importante para las jugadoras estar cómodas en el equipo. 

CB: En una sola temporada se estrechan mucho los lazos. Las relaciones son más familiares, según mi experiencias en equipos masculinos en los que no se crean relaciones tan estrechas. 

"En una sola temporada se estrechan los lazos en el equipo"

Vemos un grupo muy heterogéneo, ¿cómo podrían describirlo?

MJ: Es un grupo formado principalmente por jugadoras con las que ya contamos en Espartinas, si bien, también tenemos jugadoras que nunca han jugado al fútbol de una manera estructurada y, en estos casos hemos debido empezar de cero. Reyes es nuestra jugadora más joven, con 16 años, y Sandra tiene casi 34. 

CB: Se trata de un grupo joven que tiene una media de edad de unos 22 años. 

MJ: Pienso que estaban esperando la oportunidad de jugar y la encontraron.

La verdad es que no se nota esto que comentan, ¿cómo consiguen este resultado partiendo de cero?

CB: Con mucho trabajo. Grabamos los partidos y hacemos muchas revisiones. Combinamos esto con trabajo de campo. 

MJ: Estamos mucho tiempo con pausas en los entrenamientos para explicar conceptos. Es algo similar al trabajo de un maestro. Esta año podemos exigir bastante más y hemos evolucionado. 

"Este año podemos exigirnos más"

¿Qué objetivos se plantean a medio plazo? ¿Piensan en algún "puntaje" concreto?

MJ: Carlos siempre dice que aspiramos al total de puntos posible, el equivalente a ganar todos los partidos. El objetivo debe ir siendo renovado. Estamos cerca de CD Híspalis y Écija, en la zona media. 

CR: La temporada pasada hicimos 16 puntos y, a falta de 6 partidos, sumamos 30 actualmente.

Recientemente vimos a su equipo llegar al descanso con 1-1 frente a Real Betis Féminas B...

CB: Muchas cuestiones inciden. Como el trabajo táctico o el estudio de las posibilidades que ofrece el rival, y la psicología, una especialidad de MJ.

MJ: Hay una cuestión fundamental, no creo que muchos equipos tengan un grupo tan amplio como el nuestro. Tenemos siempre 18 chicas entrenando y, para nosotros, esto es fundamental a la hora de configurar los 11.

Recuerdo que en el gol del empate vuestras jugadoras estaban dolidas, a pesar de las diferencias de potencial, en ningún momento pensaron en ello como inevitable...

MJ: Claro que les dolió. Porque era una jugada que habíamos trabajado. Todas sabían dónde estaba el fallo y es una manera de mejorar.

CB: Hubo un fallo en la jugada, un choque que dejó un hueco y  que no dio tiempo a corregirse. 

¿Cuál dirían que es el mejor partido que han firmado por ahora?

CB: Uno de los mejores, frente a Alcalá. Jugamos con 12 jugadoras (una de ellas llamada a última hora), con jugadoras enfermas y todo en contra. Me fui con la tristeza de no ganar. Otro partido interesante fue ante Sevilla FC Femenino B, aunque no creamos peligro, supimos defendernos hasta que llegó el gol de la derrota en el descuento. 

MJ: En Utrera, partido que ganamos por 1-2, recuerdo de hablar con Sandra de las oportunidades que teníamos por banda y así llegó nuestro primer gol. Nos sentimos satisfechos no solamente por los resultados, sino por plasmar el trabajo que hacemos en cada entrenamiento. Estamos formando jugadoras y esto hace que los resultados no puedan ser inmediatos.

¿Qué expectativas tienen de futuro?

MJ: Es difícil saber, pero siempre decimos que nuestro proyecto es estar arriba en tres años y las jugadoras se han subido al carro. No me pongo límites, pero solamente pienso en este grupo. Estamos muy contentos por el trato que recibimos en el club.

CB: Espero que sigamos aquí, sería un buen síntoma.