24/3/19

Aline Reis: "Mi vida es fruto del fútbol"

Entrevista exclusiva a Aline Reis, guardameta brasileña que disputa la Liga Iberdrola defendiendo la camiseta de UDG Tenerife Egatesa. (Imágenes interiores Minerva Peña Caballero).


Aline Reis (Aguaí, 1989) es una de las guardametas más interesantes de la Liga Iberdrola, competición en la que ha debutado en la temporada 2018/19 con UDG Tenerife Egatesa. De hecho, tras haber marcado su presencia en una Copa América, torneo del que es vigente campeona, y unos Juegos Olímpicos con la selección de Brasil, también es de las que presenta una hoja de servicios de mayor mérito.

Formada a nivel universitario en los Estados Unidos (graduándose en Estudio Interdisciplinar en UCLA), también se ha desarrollado profesionalmente como técnico de guardametas y ha jugado, además de en la liga brasileña y la española, en la de Finlandia y la de Hungría.

Con la expectativa del mundial de Francia del próximo verano, la apuesta de Aline Reis ha sido la de exhibir su nivel en una de las competiciones más exigentes del mundo, objetivo que está cubriendo sin ninguna duda. 

Pese al éxito actual, en el que está vivo el objetivo de la cuarta plaza, la temporada de UDG Tenerife Egatesa no ha sido sencilla, debido a la baja de su técnico Tony Ayala por un motivo de salud. Un grave golpe del que el equipo ha debido reponerse, ya con Pier al mando de la dirección técnica.

Gran conversadora, en la entrevista Aline se muestra como una mujer segura e inteligente y repasa su carrera con una mirada analítica y es capaz de mirar al futuro sin conformismos, pero siendo consciente de lo que ya ha conseguido. 

A continuación les dejo con sus palabras:

Teniendo en cuenta su paso por Brasil, Hungría y Finlandia, ¿qué sensación le deja la Liga Iberdrola?

A partir de mi paso por otros países, puedo decir que la Liga Iberdrola va a ser una referencia en algunos años, compitiendo sin problemas con la liga alemana y la liga inglesa. 
La calidad de las jugadoras es alta, hay muchas jugadoras disputando diferentes campeonatos en España, algo que no se ve tanto en otras ligas, También se trabaja mucho en cantera y esto es una gran ventaja, comparado por ejemplo con Brasil, a pesar de que estamos mejorando, gracias a la norma que obliga a los equipos que disputan la Copa Libertadores a que formen un equipo femenino.

Su caso es una muestra más de la calidad de las jugadoras brasileñas, una vez que podemos encontrar compatriotas suyas triunfando en cualquier lugar del mundo, ¿cuál es la razón?

Pienso que porque la liga brasileña no es tan competitiva actualmente y hay dos razones que lo explican principalmente. Hablo de las dificultades para el desarrollo del fútbol de cantera y por las infraestructuras de los equipos femeninos. 
De esta manera, las profesionales, salen para buscar mejores condiciones. También influye el coraje de tomar riesgos, de querer jugar al fútbol y de querer vivir de nuestra profesión,  ya que salimos a países con idiomas, culturas y costumbres diferentes.
Si lo pensamos, no se ven a muchas jugadoras estadounidenses fuera, ni jugadoras alemanas, inglesas...
Pienso que las brasileñas y las portuguesas somos las que más salimos. Además de los motivos que di anteriormente, creo que influye como nos formamos al practicar fútbol sala. Pienso en esto cuando veo jugar a Jéssica Silva, por ejemplo, creo ha debido jugar al fútbol sala por las cosas que hace y por la técnica tan depurada que exhibe.  

"Las jugadoras brasileñas salimos fuera para vivir de nuestra profesión"

¿Y cómo decidió venir a España a jugar? 

Pensando en el mundial, quería disputar una liga competitiva durante todo el año, algo que no podría tener en Estados Unidos, ya que allí las temporadas son más cortas. Para mí España lo tiene todo para una profesional.
En Granadilla tengo lo que necesito, puedo decir que  trabajo con gente honesta, que ha respetado todo lo que ha sido prometido a todas las jugadoras. 
Pese a que quién vea la clasificación de la Liga Iberdrola pueda pensar que el campeonato está descompensado, en realidad es muy competido. Por ejemplo, nosotras perdimos 2-0 y 2-1 ante el Atlético, este último juego con resultado que bien pudo ser de empate. Hay partidos muy complicados, incluso cuando jugamos ante equipos que juegan por evitar el descenso, como son los casos de Sporting Puerto de Huelva. 
Caer en una serie negativa te puede complicar mucho la temporada y hay pocos campeonatos que tienen eso. Por ejemplo en la liga francesa, todo el mundo habla de PSG y Lyon, pero el campeonato no es tan competitivo como la nuestra.  



En estos momentos están peleando por la cuarta plaza con equipos como Athletic, Real Betis o Valencia, ¿es ese el objetivo?

Claro. Es verdad que hay dos equipos muy superiores, Atlético de Madrid y FC Barcelona, que además tienen el respaldo de toda la estructura del equipo masculino. Así como el Levante, que ya me avisaron mis compañeras que hizo un equipo muy interesante.
La cuarta plaza, incluso la tercera, era nuestro objetivo, pero el equipo ha pasado por una situación muy complicada, como fue la hospitalización y posterior baja de nuestro entrenador, Tony Ayala. 

¿Cómo ha conseguido superarlo?

Al principio no pareció afectarnos, porque cuando todo pasó tuvimos la voluntad de dar lo mejor por Tony, pero el tiempo nos demostró que fue algo muy difícil de llevar y que nos pesó. 
Al final del año perdimos puntos importantes que no deberíamos haber dejado atrás y que nos ha hecho no agarrar la cuarta posición por el momento. 
"Fue muy difícil superar la hospitalización de Tony Ayala"

Fue increíble verlas jugar ante el Real Betis Féminas mientras Tony Ayala estaba en el hospital, precisamente usted tuvo una exhibición salvaje, con al menos 10 intervenciones, ¿cómo lo consiguieron?

La motivación fue la clave. Todo nuestro corazón y nuestra entrega iba dedicado a Tony y todas las jugadoras consiguieron dar más del 100 por 100. Fue la mayor victoria colectiva del equipo, quizás no jugamos bien, futbolísticamente hablando, pero en cuanto a empeño, lucha, fue un trabajo inmenso.
Fue importante, porque la victoria valía mucho, no solamente los tres puntos. Queríamos ganar para ofrecerle el título a nuestro entrenador. 

Sin embargo, actualmente viven uno de sus mejores momentos de la temporada...

Estamos mejorando, con la ayuda de nuestro entrenador Pier hemos cambiado algunas cosas y estamos juntos y unidos peleando por nuestro objetivo. 

Recientemente pude entrevistar a su compatriota Jana, jugadora de SC Braga, que comentaba de la dificultad para formarse como futbolista en equipos femeninos en Brasil, ¿ha sido su caso?

Al vivir en Campinhas pude jugar en un equipo muy fuerte de base (hoy extinto). Hice campeonatos de fútbol sala, no tanto fútbol 11 y tuve una formación en equipos femeninos. 
Con 18 años ya fui a la universidad en los Estados Unidos y viví un momento crítico para mi formación como futbolista. Hasta los 22 años aprendí mucho y disputé un campeonato muy interesante.
De hecho, creo que el campeonato universitario en Estados Unidos es más completo que el 90 por ciento de las competiciones profesionales del mundo. De hecho, este campeonato tiene la mejor infraestructura de la que he disfrutado. 

 Teniendo en cuenta sus estudios en UCLA, su plan de vida a medio y largo plazo es el fútbol, ¿cierto?

He estudiado Educación física, psicología deportiva y sociología y me especialicé como entrenadora, así que claro, mi plan de vida es el deporte. 

En su curriculum destaca su paso por Finlandia y Hungría, ¿cómo recuerda ambas experiencias en 2012 y 2016/17 respectivamente?

Fui a Finlandia tras dejar Estados Unidos con una compañera de equipo y pase allí unos dos meses y medio, justo en verano y allí había mucho que hacer. Por lo que pude disfrutar de la naturaleza, del país y vivir una experiencia diferente. El nivel no era tan alto como el campeonato universitario, pero las estructuras eran mejores que la de Brasil.
Aún tengo relación con las personas con las que viví aquella experiencia y, no tanto a nivel deportivo, pero fue una buena experiencia. 
En Hungría fue diferente. 2017 no era un año excitante a nivel internacional y me ofrecieron un proyecto interesante, un buen contrato, por lo que decidí irme un año allí. 
"Quiero ganar una medalla olímpica y jugar un mundial" 
Como en América, también hay una ley que hace que los equipos masculinos participen en el campeonato femenino y el proyecto pretendía competir ante MTK y Ferencvaros. No fue una buena experiencia, a pesar del buen trabajo de nuestro director, que hizo que varias jugadoras internacionales formáramos parte del proyecto. Cuando él dejó el equipo sufrimos atrasos en nuestros salario y no se respetaron nuestros contratos por lo que dejamos Hungría.   
Lamentablemente esto pasa mucho en el fútbol, hay gente deshonesta y un futbolista debe saber que en algún momento va a pasar por una experiencia negativa.


A nivel particular, ¿qué objetivos se fijó para 2018/19? 
Tengo una serie de objetivos personales, como es hacer un buen papel con UDG Tenerife Egatesa y certificar la cuarta plaza, pero también tengo en mente llegar al mundial. Tuve un comienzo de temporada difícil, pero lo he dejado atrás y voy a llegar al campeonato en mi mejor forma. 
Ha ganado títulos, ha jugado unas Olimpiadas, una Copa América con la selección de Brasil, ha jugado fuera de su país... ¿Ha cumplido sus sueños como futbolista?

Todavía no. No he jugado una Copa del Mundo, ni he ganado una medalla olímpica, por lo que, espero lograr el primer objetivo este verano y en el siguiente estar preparada para los Juegos de 2020.

Pero, ¿esperaba lograr lo que ya ha conseguido? 

Si tuviese que parar ahora (hace el gesto de tocar madera), estaría muy feliz. Incluso con 23 años ya deje de jugar al fútbol e inicié mi carrera como entrenadora en la Universidad Estados Unidos y ya me sentía totalmente realizada.
Todo lo que he logrado en mi vida ha sido gracias al fútbol. Mi formación, mis estudios, mis amistades, mi vida es fruto del deporte... Es una pasión lo que me hizo volver y nunca imaginaba llegar a jugar en España, o disputar unos juegos olímpicos. Soy una persona que se marca objetivos y me planteé estar presente en los JJOO de Río y lo logré a base de motivación y de esforzarme cada día.