12/1/19

Bebé: "He vivido momentos inolvidables en mi carrera"

Pedro Rodríguez Gálvez entrevista a Bebé, atacante portugués que disputa la primera división española defendiendo los colores del Rayo Vallecano. 



Actualmente jugando en el Rayo Vallecano, Tiago Manuel Dias Correia, "Bebé" (Loures, 1990), es uno de los jugadores portugueses más interesantes de su generación. Prueba de ello es la trayectoria que está desarrollando y que le ha llevado a aceptar desafíos al alcance de muy pocos. 

Formado en Loures, debutó como senior con Estrela Amadora, club en el que solamente estuvo una temporada en la tercera categoría Portuguesa. En verano de 2010 vivió un verano increíble, al ser contratado por Vitória SC, en la primera liga, y pocas semanas después, llegar a uno de los equipos más poderosos del mundo, Manchester United

Sin tener cumplidos los 20 años, Bebé compartiría vestuario con hombres como Ryan Giggs, Nani, Wayne Rooney... y lograba conquistar la supercopa y la liga. 

Tras su llegada a la Premier, fue cedido a diferentes equipos y vivió uno de los momentos más difíciles de su carrera, cuando sufrió una gravísima lesión militando en Besiktas, pese a la cual pudo mantener su nivel y fue contratado por SL Benfica en la temporada siguiente.

Posteriormente, hemos vivido su consolidación en España, una vez que en cinco años ha jugado en Córdoba CF, SD Eibar y Rayo Vallecano, su club actual y uno de los destinos en los que lo hemos visto a su mejor nivel. 

Recién cumplidos los 28 años, encontramos a Bebé en un momento de madurez ideal para LaLiga, por lo que la expectativa en la temporada actual es máxima. 

Generoso, cercano y humilde, Bebé nos resume una carrera plagada de grandes momentos. A continuación les dejamos con la entrevista:

Debutó como senior en un equipo que llegó a desaparecer, Estrela Amadora...

Es un club al que le tengo mucho cariño, llevábamos tiempo sin escuchar novedades, pero están de vuelta, jugando en categoría distrital. Hace unas semanas jugaron un derbi contra Belenenses, se llenó el campo y fue una locura. Pude recordar muchos buenos momentos, ya que fue dónde empecé mi carrera. Estoy deseando volver a ver a Estrela Amadora, de nuevo en primera.

Posteriormente su carrera toma velocidad, al llegar a Vitória SC y a las pocas semanas ser contratado por uno de los equipos más importantes del mundo, Manchester United, ¿cómo recuerda ese verano?

Fue muy rápido, pero fue un momento en el que estaba muy bien y llegué a un equipo grande en Portugal, Vitória SC. 
Poco después, me llamó mi representante (Bebé siempre trabajó con Gestifute) para avisarme de que iba a firmar 5 años con el United. Era un tren que pasaba y que había que pillar, porque no sabes si vas a tener una oportunidad similar.
Pasé de tercera división a la élite y las primeras semanas fueron complicadas, porque pasaba de todo por mi cabeza y estaba nervioso. Todo cambiaba en mi vida, fui a un sitio muy diferente, dónde me encontraría a los mejores jugadores del mundo y donde me relacionaría con un entorno muy distinto. Con el paso del tiempo me adapté y todo volvió a la normalidad. 
El año en el que llegué el equipo estaba muy fuerte, yo sabía que iba a ser difícil tener continuidad, pero fui muchas veces convocado y pude ir entrando en el equipo. 

Después vino su paso por Turquía, en la temporada 2011/12, con 21 años...

Recibimos la oferta para ir cedido a Besiktas y la verdad que inicialmente no sabía muy bien qué decisión tomar. No conocía demasiado al equipo, tampoco al país. Pero fui y me encantó, me sentí en casa, estaba muy bien acogido por los compañeros portugueses y por todo el equipo en general, todo estaba bien hasta que tuve la mala suerte de lesionarme. Entonces estuve parado un año...

Tras la lesión, le vimos un cambio en su físico, ¿está de acuerdo?

Quizás mi juego se ralentizó, pero poco, nada importante. Después de la parada tienes que trabajar mucho en la rodilla para evitar los riesgos que se repitiera la lesión. Ahora, con perspectiva, pienso que, si tenía que lesionarme, fue mejor entonces, con 20 años, que todavía me estaba desarrollando como jugador, que  más adelante. 

Tras recuperarse fue de nuevo prestado, esta vez a Portugal, primero a Rio Ave y después a Paços de Ferreira...

Fue un paso normal, ya que si era complicado hacerme con un lugar en el equipo en circunstancias normales, tras la lesión todo era más difícil. Me fue bien en Río Ave, equipo con el que debuté en la primera división portuguesa.. 
Al volver a Manchester, en verano de 2013, Costinha, que iba a entrenar a "los castores", me llamó y me dio mucha confianza. Acepté tras nuestra conversación, porque es muy importante sentir esa confianza. 
El inicio le costó al equipo, pero hice una gran temporada, haciendo 13 goles, y todos hablaban incluso de la posibilidad de ir al mundial. Me trataron muy bien y, claro, le tengo mucho cariño a Paços de Ferreira. 

Y entonces llega SL Benfica...

Es verdad que estaba en un equipo grande, Manchester United, pero siempre iba cedido y, en este sentido, había llegado al límite, por lo que le pedí a mi representante que me sacara de allí.
Entonces el interés de SL Benfica llega. Al principio no me lo creía del todo, pero estaba muy contento al ver las noticias en los periódicos, porque es el club de mi corazón, con todos los respetos al resto de equipos en los que he jugado, especialmente el Rayo. 

En este punto se cierra una etapa en su carrera, ¿cómo valora haber jugado en la Premier o haber marcado en la Champions?
Viví momentos únicos que voy a recordar siempre, como ganar la Premier, y levantar el trofeo recibiendo el apoyo de mi compañeros. También, marcar en la Champions fue uno de mis puntos altos.

Al legar a SL Benfica, conquistan el título de la supercopa...

Y marcando un penalti en la tanda, recuerdo bien cómo me ofrecí para hacerlo. Le pedí con insistencia al entrenador ser uno de los tiradores. AL aceptarme, Jorge Jesús también propició uno de lo momentos más bonitos que he tenido en mi carrera. 
Se ha referido a su entrenador en SL Benfica, ¿es cierto que Jorge Jesús no quería llamarle Bebé?

Es verdad, decía que a un hombre de 1,90 y con todo lo que había pasado en la vida no podía llamarse Bebé... Con todo el respeto cambié ni nombre en la camiseta. 

Pero, ¿de dónde viene que le llamemos Bebé?

Pues de niño es como me llamaba mi hermano y como fui conocido después en el barrio. Como era algo diferente, me lo dejé para siempre. 

Para la segunda vuelta de la temporada 2014/15 llegó a España, ¿cómo surge esa cesión?

Pude haberme quedado en SL Benfica, pero sabía que mis opciones eran pocas. Por lo que hablé con el mister y le pedí salir. Tras recibir su comprensión, fui a Córdoba CF.
Casualmente debuté ante uno de los equipos que más amo, el Rayo. Fue un año difícil, porque teníamos a muchos jugadores jóvenes cedidos y llegaron complicaciones por la competencia que había en el equipo. Aunque colectivamente no fue bien, tuve buenas actuaciones que hicieron que Paco (Jémez) se fijara en mí.

Llega su primera etapa en Rayo Vallecano y llega su segundo descenso...

Fue mala suerte, y la verdad que me afectó en el sentido que tuve sentimientos negativos. Por lo que, cuando llegué a Eibar, pensaba en no repetir la experiencia. Son cosas que pasan en el fútbol.

Su tercer equipo en España fue Eibar, ¿cómo fue esta nueva experiencia que comenzó en 2016?

Fui listo, porque en mi regreso a SL Benfica pedí salir antes de que comenzara el campeonato. En SD Eibar todo fue bien desde el principio, jugué mucho en un equipo top. 

Tras esta experiencia en el País Vasco, regresa a Rayo Vallecano, para jugar en la Segunda División de España por primera vez...

Tuve la oportunidad de cambiar de aires, pero cuando surgió la opción del Rayo tomé la decisión, porque el equipo y yo teníamos un amor recíproco. Inicialmente estaba un poco dudoso, pero fue una temporada grande. 
Jugué mucho y ayudé al equipo a ascender, viviendo un momento único, fue mi mejor momento en Vallecas. Festejar el ascenso oyendo a los seguidores gritar mi nombre... La verdad es que, fue un año muy bueno para todos. 

Pero su ficha seguía siendo de Eibar...

El Rayo quería comprarme, pero yo estaba en Eibar viendo qué cosas podían pasar. Llamé al director deportivo, llegamos a un acuerdo y aquí estoy.

Está muy cerca de hacer los 100 partidos en LaLiga, casi 130 oficiales en España, ¿cómo puede compararla con el campeonato portugués?

Con todo el respeto, son realidades muy diferentes. Hay muchos equipos que sabes que van a hacer grandes partidos. En la primera división española vivimos una locura, por eso sigo jugando aquí y espero que sea por muchos años con la camiseta del Rayo.

¿Se plantearía volver a Portugal?

De momento no, quiero trabajar para tener más oportunidades en el Rayo y conseguir que el equipo mantenga la categoría. Vamos a luchar por ello, porque el equipo lo merece. Se trata de un club que nos da todo lo que necesitamos, dónde sentimos muy cerca a la gente con su cariño. Es como una familia, me siento muy bien aquí.

Por último, quería preguntarle por la tramitación de su nacionalidad caboverdiana, ¿se ve como la futura estrella de la selección?

He hablado con el seleccionador y estoy deseando poder ser convocado. Llevo un tiempo trabajando por ello y los trámites van en buen camino. Cabo Verde tiene una buena selección, está creciendo. Seré uno más para trabajar por lograr nuestros objetivos.