1/8/18

Daniel Fernandes: "Disfruto del trabajo con calidad"

Entrevista exclusiva a Daniel Fernandes, actualmente enrolado en las filas de SC Farense y uno de los mejores guardametas portugueses de su generación. 


Daniel Fernandes (East Vancouver, 1984) está desarrollando una carrera especialmente brillante. Nuevo jugador de SC Farense, ha sido internacional en las categorías inferiores de Cánada y con la absoluta de Portugal, selección con la que estuvo presente en la Copa Mundial de la Fifa de 2010, disputada en Sudáfrica. 

Tras recibir la alternativa de manos de Carlos Queiroz, su nombre no desentona al lado de guardametas como son Eduardo, Beto o José Moreira, antecesores de Rui Patricio como referencia en las porterías portuguesas. 

Formado en la cantera de FC Porto, juega desde verano de 2002 fuera de Portugal. Por el momento, ha pasado por España (Celta de Vigo), Alemania Janh Regensburg y Bochum), Grecia (PAOK, Iraklis, Panathinaikos, OFI y Panthrakikos), Rumanía (CFR Cluj), Países Bajos (Twente), Estados Unidos (San Antonio Scorpions y Rayo OKC) y Noruega (Lillestrom), como preludio de su llegada a SC Farense.

Campeón de la liga rumana en 2011/12, ha disputado más de 250 partidos oficiales como profesional, si bien se dio la circunstancia de que no debutó en Portugal en categoría senior hasta su llegada a SC Farense.

En el Algarve, Daniel Fernandes tiene una importante competencia en las figuras de Hugo Marques y Miguel Carvalho, a la vez que el equipo está preparado para afrontar el reto de la LEDMAN LigaPro con garantías. 

Pese a su trayectoria, Daniel Fernandes se toma sus vivencias profesionales con naturalidad, sabiendo del aprendizaje que le ha supuesto cada una de ellas, anteponiendo el trabajo a los logros, como veremos en la entrevista. A continuación les dejo con sus palabras:

Recientemente, pese a su amplia trayectoria, debutó en categoría senior en Portugal, ¿cuál es la sensación?

La de orgullo, he cumplido un sueño, por lo que me siento muy bien. Ahora hay que pensar en realidades, en trabajar mucho y ayudar al club a conseguir puntos y victorias. 

Con una carrera tan brillante como la que tiene, ¿cómo se explica que hasta este momento no haya debutado en Portugal? 

Son las decisiones que se van tomando en la vida de un futbolista, así como las oportunidades que van surgiendo... Pero lo importante es que ese día llegó y ya estoy aquí.

Prácticamente ha dado la vuelta al mundo jugando al fútbol...

Es verdad que tuve una lesión importante que quizás ralentizo mi desarrollo y he estado de aquí a allá, pero he luchado y siento una gran pasión mi profesión. 
Esta pasión la llevo a defender mi club, SC Farense, que tiene una gran historia y una base social muy importante detrás. Es una gran oportunidad en la vida, lo que pasó pasó, eso es lo importante.

Una vez que ya lleva algunas semanas trabajando con SC Farense, ¿qué objetivo puede marcarse el equipo?

Como suele decirse, vamos partido a partido. Vamos a luchar por cada punto. Hemos formado un buen grupo, pero tenemos que seguir mejorando, ese es nuestro pensamiento. 

Llega a un equipo en el que ya había dos excelentes guardametas, Hugo Marques y Miguel Carvalho, como competencia...

Es muy importante que trabajemos bien los tres. Esto hace que estemos preparados, enfocados, trabajando bien junto a Miguel Rosa el preparador de Porteros. 

En su carrera destaca su paso por Alemania y Grecia, pero también jugó en España, ¿cómo recuerda su experiencia en el Celta de Vigo?

Todo muy bien, había un grupo de guardametas fantástico como Pinto, Cavallero, Almunia, José Juan, Dani Giménez... Todos de categoría top y, debo destacar que, trabajamos mucho.
Fue una gran experiencia, que queda conmigo para siempre. En un gran club, el equipo era uno de los mejores de la liga y Cavallero era considerado como el mejor del campeonato.
Después fui a Alemania y PAOK, pero es algo normal en la carrera de un jugador, todos debemos buscar nuestro camino. 

En 2010 encontramos otro de los puntos altos de su carrera, el Mundial de Sudáfrica...

Fue un momento buenísimo, y la verdad es que hay cosas que no pueden explicarse. Pero pienso que el momento más alto de la carrera de un guardameta es cuando juega concentrado y enfocado, son los instantes más bonitos. 

Para terminar, ¿dónde piensa que se encontró mejor a lo largo de su carrera?

Disfruto cuando trabajo bien, con calidad, rodeado de buena gente. Mi sensación es la de gratitud, me gusta relacionarme y conocer gente, allá dónde sea, ayudar a los más jóvenes a desarrollarse, vivir... Amo la vida.