22/5/18

Maite Albarrán: "Mi carácter supone una ventaja"

Entrevista exclusiva a Maite Albarrán, unas de las referencias de Sevilla FC, equipo que ha logrado el objetivo de la permanencia en la temporada de su regreso a la Liga Iberdrola. 



"You can go hard or you can go home", ver jugar a Maite Albarrán (Utrera, 1987) en Sevilla FC es como escuchar esta canción por las ansias de trabajar y de mejorar que transmite en cada jugada o en cada entrenamiento. 

Defensa central, gracias a su personalidad, ha sido una de las claves del éxito del equipo y al ser una de las capitanas, su aportación no solamente ha estado en el rectángulo de juego. Tal y como reconoce, se ha centrado en la gestión de un grupo en el que había mucha juventud y que se enfrentaba a un reto muy duro, lograr la permanencia en la liga más dura que hemos vivido en los últimos años. 

Tras más de una década en la élite del fútbol femenino en España, a nivel personal ha firmado una temporada realmente completa en la que ha sido una fija para Paco García y Sergio Jiménez, a la vez que, se ha convertido en una de las jugadoras más seguidas por la afición. 

A continuación, les dejo con la entrevista:

Sevilla FC ha firmado la permanencia incluso sobrando algunas jornadas, ¿qué balance puede hacer de la temporada?
Hemos vivido una progresión, yendo de menos a más. En nuestro equipo había jugadoras que venían de la categoría nacional o incluso juveniles y solamente con el paso de las jornadas hemos ido madurando. Las rivales venían fuerte y hemos necesitado mejorar mucho.   

A comienzo de temporada, nos comentaba que una de sus tareas como una de las veteranas del equipo iba a residir en transmitir a las compañeras más jóvenes su experiencia...
Yo creo que a las veteranas nos ha tocado ese papel este año, el de tirar del grupo y enseñar cosas que la experiencia solamente te da. La primera división no es fácil y tienes que machacarte, exigirte y superarte cada día. 

Pese al éxito final, ha hubo un periodo en el que el futuro se hacía complicado, tras perder ante Santa Teresa y a continuación verse las caras ante los equipos más duros del campeonato... 
Yo creo que sí, ahí se vio un poco que había que trabajar para ganar experiencia y supuso un punto de inflexión, ya que el darnos ese golpe nos hizo percibir la realidad. 
Nos pusimos las pilas, desde el cuerpo técnico hasta las jugadoras y trabajamos mucho más, siendo también importante la directora, Amparo. 

Ante Atlético las vimos jugar dos partidos muy completos, ¿se queda con ellas o con el FC Barcelona?
Aunque no ganamos, sabiendo que el Atlético de Madrid es un gran rival, dimos la imagen de ser un equipo que prometía. Aunque el Barça tiene el mayor presupuesto de la Liga, yo creo que es diferente estilos de juego y pienso que es más fuerte el Atlético. Pienso que ha habido equipos que le han cogido la medida al FC Barcelona y la verticalidad del Atlético de Madrid ha marcado la diferencia. 
Es que esa velocidad arriba, ese ataque solamente la tiene el Atlético. El Barça tiene mucha posesión, mucho toque y mucha movilidad, pero cuando te enfrenta a ellas, terminas corriendo menos metros. El Atlético de Madrid tiene un juego más directo y pienso que es el mejor equipo de la Liga.

Hemos vivido una gran temporada, la más seguida en España, ¿ha sido la mejor temporada que recuerda?
Sí claro, con los partidos televisados la gente se ha involucrado mucho más. Es algo que he sentido desde el principio. Esto se podía ver en el último partido contra el Betis y ya no es que fuera un derbi, ya que solamente tenían acceso a los socios y fueron 1700 personas. Imagínate si jugamos aquí en el Viejo Nervión, yo creo que se había llenado hasta los topes.

Perdieron los dos derbis ante el Real Betis, ¿es una pega en la temporada?
Derbi es un derbi, pero nos podemos olvidar que un partido más. Nosotras con nuestra filosofía de juego y nuestros valores en la vuelta fuimos mejores. Yo no recuerdo un ataque del Betis en la segunda parte con peligro. La única pega fue que no tuvimos el gol pero bueno yo creo que siempre tienes la posibilidad de la revancha, así que, el año que viene intentaremos ganar. 

A nivel personal, ¿está satisfecha con su temporada?
No me conformo, soy una persona inconformista por eso salgo de los partidos cabreada aunque haya hecho un partidazo o aunque el equipo haya ganado. Yo no tengo techo y así me lo han visto los técnicos y el preparador físico. Yo siempre me pido más, aunque  me puedo dar por satisfecha ya que el objetivo está conseguido, pero mi motivación intrínseca me hace intentar mejorar siempre.

Su carácter, su ansía por mejorar, ¿es una ventaja o un inconveniente para usted?  

Analizándolo creo que es una ventaja, ya que, nunca me doy por vencida. Siempre quiero más y puedo servir de ejemplo para muchas de mis compañeras más jóvenes. Tener esta ambición creo que es muy bueno para el equipo.


¿Cómo se siente al ser una de las jugadoras más queridas y respetadas por la afición?

Con el trabajo, de alguna forma una se gana el respeto de los aficionados y de las jugadoras, yo no soy una sargento, pero he conseguido transmitir mi forma de ser.

Están en una situación de exposición constante en su caso, ¿le gusta ver los partidos que juega a lo largo de la semana o lee las crónicas?

Soy de las primeras que pide el partido para analizar y seguir corrigiendo cosas. Pido opinión al cuerpo técnico y veo el vídeo con los entrenadores para ver que estuvo bien y que no. En cuanto al rendimiento también hablo con nuestro preparador, Hugo para estar al máximo. 

Como comentaba, una de las funciones que ha desempeñado es la de trabajar por la gestión del vestuario, ¿hasta que punto es esto importante? 

La cohesión de grupo es súper importante en el rendimiento, ya que si tú mantienes un vestuario unido, las jugadoras siempre pueden dar más. Esto es una tarea de las capitanas que hemos trabajado para tener un grupo de 20 jugadoras que están luchando por un puesto y esto es un poco complicado. Aunque ya había una base de vestuario fuerte, las que nos hemos incorporado hemos aportado en positivo. 

Una mención importante merecen las llegadas de Raquel Pinel y de Noelia Gil a mitad de temporada, ¿cómo lo valora?

Han subido el nivel de la plantilla y creo que sí siguen aquí pueden dar mucho que hablar, tienen mucha proyección las dos y bueno ya se ha visto en sus participaciones.

Tras este éxito, ¿qué se plantea para el curso que viene?

Yo soy muy sevillista y me quiero quedar aquí y sobre todo por lo que he dicho antes por la forma de trabajar. Creo que se trabaja súper bien y, para tener éxito la temporada que viene, se tiene que mantener el bloque y con los esfuerzos que vengan subir el nivel de la plantilla.

Para terminar, ¿qué ha sido lo mejor del año?

Sobre todo el crecimiento personal y futbolístico y aquí cada jugadora te aporta una cosa, como también cada experiencia y cada persona del cuerpo técnico. Me quedo con la unión del grupo y con la forma de trabajar. El objetivo se ha cumplido, hemos estado unidas y me ha hecho feliz lo que he conocido de cada una de nosotras y con lo que me han aportado mis compañeras.