12/10/17

Pamela Tajonar: "Me siento afortunada, sigo aprendiendo y creciendo"

Entrevista exclusiva a Pamela Tajonar, guardameta internacional con México que cumple su quinta temporada en la Liga Iberdrola, la cuarta en Sevilla FC.


Pamela Tajonar (Cuernavaca, 1984) es una de las mejores guardametas de la Liga Iberdrola y una de las jugadoras de mayor renombre en Sevilla FC.

Tras casi una década en los campeonatos mejicanos, Pamela compaginaba jugar en el Puebla con hacerlo en Estados Unidos y esta visibilidad hizo que llegara a España para jugar en Málaga, club con el que disputó el campeonato 2010-11.

Tras finalizar el torneo en una excelente cuarta plaza, asumió un reto importante, ya que disputó dos temporadas en FC Rosengard, en la potente liga de Suecia. Tras jugar en la Champions y conquistar dos supercopas y una liga, una última experiencia en Estados Unidos fue el paso previo a recalar en Sevilla FC.

En el club hispalense ha jugado dos temporadas en primera y otras dos en segunda y el ascenso en la temporada 2016-17 supone un hito en la historia reciente del equipo.

Internacional con Méjico, ha estado presente en eventos tan importantes como son el Mundial y la Olimpiada, cuestiones que agrandan su leyenda como futbolista profesional. 

Con la vuelta de Sevilla FC a la Liga Iberdrola, Pamela Tajonar tiene la posibilidad de ser protagonista en un campeonato que está al alza, con su calidad e inteligencia, los objetivos están a su alcance.

A continuación les dejo con la entrevista:

Comienza a jugar al fútbol en México, ¿fue complicado desarrollarse como futbolista siendo mujer?

Para mí no lo fue, he tenido suerte, ya que siempre he tenido apoyo en ese sentido por parte de mis compañeros y mi familia. Si es cierto que hay pocas posibilidades a la hora de encontrar equipos para jugar y entrenar, si bien, a la edad en la que empecé no piensas en ese cosas y solamente te preocupa disfrutar del fútbol. 
La verdad es que siempre he jugado, en Cuernavaca, mi ciudad natal y posteriormente en Querétaro, dónde ya comencé a jugar de una manera más formal de delantera. 

He leído que tras jugar solamente en una ocasión de guardameta, fue llamada a la selección, ¿es una leyenda?

Pues cuando ya estaba haciendo fútbol 11, en Alianza, hicimos un partido amistoso contra la selección juvenil, nuestra guardameta no pudo viajar y terminé ocupando su lugar. Mi entrenador me dijo que era la más alta y por mi preparación como tenista tenía buenos reflejos.  
Pese a perder 12-0, el seleccionador me invitó a formar parte de la concentración del combinado sub-17. Fue increíble, cuando me lo dijeron al final del partido, pensaba que era una broma. Habíamos perdido y yo estaba triste, pero no, era verdad. 
Desde entonces mi vida cambió, y desde el momento en el que tuve la oportunidad, la verdad es que no lo pensé. 
Para mí el deporte, siempre ha sido mi vida y aunque siempre quise ser tenista, el destino me inclinó al fútbol.



Tras casi una década en México, llegó a España para jugar en Málaga...
Había estado jugando cada verano la liga de Estados Unidos, que era algo que alternaba con la selección mexicana y los torneos locales. En 2010 estuve jugando en Nueva York y por medio de un empresario surgió la posibilidad de ir a Málaga. Entonces dejé mi estudios de arquitectura y vine a España.

¿Retomó los estudios?

Si bien es cierto que, quiero terminar la carrera, ya que es algo que me gusta mucho, he comenzado a estudiar una ingeniería, la de sistemas. Sin prisas, surgirá la oportunidad de finalizarlos. 

Además de en EEUU, también ha jugado en Suecia, ¿son campeonatos complicados?

Es diferente, pero lo primordial es el apoyo de factores externos. El talento y la calidad de las jugadoras es similar, pero como digo, el apoyo marca la diferencia y ha ayudado al desarrollo del fútbol femenino en esos países. 

Tras llegar a Sevilla en 2014, ¿cómo es tu día a día en el club?

Una de las claves que hacen que comience mi cuarta temporada en el equipo es que me siento muy identificada con la pasión que se vive aquí. Es importante la posibilidad que  aquí tengo de progresar en lo futbolístico y en lo personal para seguir motivada y aquí he podido aportar y seguir aprendiendo. 

Es una de las jugadoras de más experiencia en el equipo, ¿siente una responsabilidad especial?

Intentamos aportar lo que podemos, pero también aprendemos mucho de las compañeras más jóvenes. Sobre todo, queremos mantener una esencia futbolística y una ambición para que se siga valorando todo lo que hemos conseguido hasta ahora como colectivo en la modalidad femenina. 

El equipo lleva tres jornadas sin perder, ¿está a su mejor nivel?

Para nosotras no es el mejor nivel, pero vamos a seguir creciendo, que eso es lo importante, tener una marcha siempre en progresión y con paso firme.


Juega en una posición en la que está muy expuesta y en la que un mínimo error tiene una gran importancia, ¿cómo consigue integrar estas situaciones?

Las guardametas buscamos partidos perfectos y la perfección, ya sabemos que no existe, por eso nos exponemos. Durante los partido no pueden hacerse análisis, pero posteriormente se puede entrenar, mejorar y por ejemplo saber qué ha ocurrido. La fuerza es algo que se va adquiriendo con los años. 
Es internacional, ha jugado en campeonatos de cuatro países, ha ganado títulos... ¿Ha cumplido sus sueños como futbolista?

Me siento afortunada, he cumplido algunos sueños, es verdad, y he tenido la oportunidad de aprender y crecer. Conocer otras culturas es lo que me está dejando más, pero hasta que me retiré no dejaré de buscar cómo hacer mis sueños realidad.

Imágenes: AndSalcor