31/8/17

Maite Albarrán: "Hay que trabajar mucho para jugar en primera división"

Con imágenes de Andsalcor, entrevistamos en exclusiva a Maite Albarrán, defensora de Sevilla FC, club al que regresa después de estar enrolada en Sporting de Huelva durante seis temporadas.


La llegada de Maite Albarrán (Utrera, 1987) es uno de los fichajes de más impacto para el regreso de Sevilla FC a la máxima categoría, equipo en el que debe ser uno de sus valores más importantes por su experiencia y calidad.

Formada en la cantera del equipo, viene de jugar seis temporadas en Sporting de Huelva, club en el que llegó a conquistar la Copa de la Reina en 2015 y en el que ha disputado más de 100 partidos oficiales entre 2011 y 2017.  

Rápida, fuerte y decidida, se trata de una futbolista que llama la atención por la dificultad de superarla en el uno contra uno y gracias a su físico, mide sobre el 180, destaca en el juego por alto, siendo muy peligrosa a balón parado.  

En la entrevista se ha mostrado reflexiva, pero también directa y demostrando estar con los pies en la tierra, ha dejado un discurso lleno de interés. A continuación les dejo con la entrevista:

Vuelve a Sevilla FC después de seis temporada en Sporting de Huelva, ¿qué balance puede hacer de la etapa que acaba de terminar?

Lo resumo a partir de los logros. Ha sido un camino en el que ha habido mucho trabajo e implicación de las jugadoras, ya que a este nivel se necesita mucho esfuerzo para llegar a conquistar la copa, por ejemplo.
A nivel individual fue un sueño, un objetivo difícil de conseguir, por lo que la satisfacción fue tremenda. Además de Huelva me llevo experiencia, veteranía... Me llevo mucho de allí. 



¿Siente que con el paso del tiempo es una jugadora diferente?

Es todo un aprendizaje, aprendes como jugadora, pero también como persona. Entiendes que el fútbol es un deporte sí, pero en el que debes poner en juego una serie de cualidades, de actitudes y sobre todo en el que la profesionalidad es esencial.

En este sentido, entiendo que es difícil compaginar el fútbol con otra profesión...

Incluso con los estudios. Para ello debes ser muy organizada y disciplinada, ya que hablamos de 4 o más entrenamientos a la semana, los partidos, los viajes... 
La modalidad no está todavía al nivel del fútbol masculino, por lo que debes tener siempre un "plan b", porque cuando termine el fútbol debes haberte formado en una profesión.

En su caso, juega al máximo nivel en España y está cerca de graduarse en la universidad, ¿es un perfil habitual en el mundo del fútbol?

Tengo constancia de que en el fútbol masculino no se da tanto, pero en nuestra modalidad, al empezar ahora a profesionalizarse los equipos, es más habitual. Esto es consecuencia de lo que comenté anteriormente, ya que económicamente no llegamos a tener un colchón pensando en el futuro.



Centrándonos en el momento actual, llega a Sevilla FC seis temporadas después, ¿ha encontrado muchos cambios?

La verdad que sí, y la satisfacción es enorme. Encontramos una apuesta en todos los sentidos: cuerpo técnico, servicios, instalaciones...
A lo largo de mi carrera he jugado en albero, en césped artificial, en campos muy complicados con alto riesgo de lesión. Sin embargo, la verdad es que aquí me siento una jugadora profesional.
Ahora jugamos y entrenamos en césped natural y, yo siempre lo digo, las niñas ahora no saben lo que es jugar en el albero...

¿Qué ambiente ha encontrado en el equipo?

En el equipo tenemos mucha juventud, pero también chicas veteranas, y me encuentro un equipo técnico muy profesional, como todo el entorno. 

¿Qué objetivo se plantean?

Siempre vamos a pensar en el partido de cada domingo, porque cada encuentro es un mundo. Ese va a ser nuestro objetivo y es la manera de sumar los puntos que necesitamos. 
Nuestro segundo objetivo, y aquí debemos ser realistas, es lograr la permanencia. Una vez que lo consigamos, si nos da tiempo, podremos pensar en algo más, como jugar la copa.



Con esta experiencia, unida a su calidad, ¿siente que está llamada a ser un ejemplo para sus compañeras más jóvenes?

Pienso que sí, que debo transmitirle a las más jóvenes que llegar a jugar en primera es algo que cuesta mucho. Hay que trabajar para ganarse un puesto y contar con la confianza del entrenador. 

Pensando en sus inicios, ¿le ha sido complicado jugar al fútbol siendo mujer?

Yo siempre he jugado al fútbol, mi padre es muy aficionado, además de ser muy sevillista, y ya con dos años me regaló un balón.
Siempre he tenido muy claro que quería jugar, pero no ha sido fácil. Hace 20 años, por ejemplo, incluso estaba mal visto que las niñas jugaran y hasta que no cumplí 16 años no se creó un equipo femenino de fútbol sala en Utrera, donde nací.
Si bien jugaba con los chicos del barrio, hasta entonces no competí en un equipo femenino, mientras tanto, hice baloncesto, atletismo... Siempre he sido muy deportista.


Para terminar, vemos como las potencias en la modalidad, también lo son en términos socioeconómicos (EEUU, Países Bajos, Noruega, Japón, Alemania...), ¿piensa que hay relación?

Bueno, debemos entrar en cuestiones políticas, sociales... Yo pienso que es una cuestión de mentalidad. Aunque el fútbol es el "deporte rey", tenemos que matizar esto en cuanto a que se refiere a la modalidad masculina y salir del segundo plano es una cuestión que debe cambiar la sociedad. 
Esto es una cuestión que ocurre en todos los deportes, como el atletismo o el tenis.
Imágenes:

Andsalcor (4 primeras fotografías).

Sevilla FC (presentación, junto a Amparo Gutiérrez)