4/3/17

Tres partidos de... Daniel Materazzi

Continuamos las serie "Tres partidos de..." repasando la carrera de Daniel Materazzi, defensa central que actualmente disputa la Ledman LigaPro en las filas de AD Fafe.


La serie "Tres partidos de..." tiene un nuevo capítulo, en este caso dedicado a Daniel Materazzi, jugador de AD Fafe que debe ser clave en la consecución de la permanencia del equipo en la Ledman LigaPro 2016-17.

Formado en la cantera de Salgueiros, llegó al equipo senior en la temporada 2004-05 y desde entonces formó parte de Freamunde, Rebordosa AC, Lusitania Lourosa y Gondomar, justo antes de que su carrera tomara impulso en el curso 2010-11, cuando fue uno de los protagonistas del ascenso de CD Tondela de Vítor Paneira a la Segunda Liga. Posteriormente y antes de llegar a AD Fafe, jugó en Leixões, Santa Clara y Olhanense, club en el que llegó incluso a ser capitán.

En un momento de madurez, Daniel Materazzi ha disputado cerca de 200 partidos en las últimas cinco temporadas y media (marcando 9 goles), teniendo la cifra de 46 juegos oficiales (tanto en la temporada 2013-14 con Leixões como en la 2015-16 con Olhanense) con hito hasta el momento.

Fuerte por alto, expeditivo y con buena salida del balón, es junto a hombres como Ivo Nicolau, Luis Pedro, João Pedro o Nuno Santos uno de los defensores portugueses de más renombre en la Ledman LigaPro 2016-17.

A continuación les dejo con los tres partidos de Daniel Materazzi:



Leixoes, con Daniel Materazzi de titular, superó a domicilio al equipo que entrenaba Rui Vitoria , enfrentándose a hombres como Abdoulaye, Douglas de Jesús, André Santos, André André, Jean Barrientos o Moussa Maazou, consiguiendo llegar a la fase de grupos de la competición.

"Desde luego que especial ya que lo vivimos con una gran atmósfera, debido a la gran rivalidad que ambos equipos viven. Después de haber ganado 2-1 en casa, teníamos un partido de vuelta muy complicado ante un Guimaraes fortísimo y que sabíamos que iba a ir con todo para revertir la situación.

Hicimos un partido tácticamente perfecto, de mucha calidad y con categoría. Pasamos la eliminatoria después de ganar el partido. De hecho, estuvimos incluso ganando por 0-2, si bien sufrimos al marcar al final Tomane.

Sorprendimos a todos llegando a la fase de grupos de la competición, después de un partido tremendo que nunca voy a olvidar. Ya que no es fácil vencer dos veces a un equipo que entrene Rui Vitoria, técnico que es vigente campeón nacional.

Otro punto que disfrutamos fue el regreso de madrugada, cuando fuimos recibidos en grande por los aficionados de Leixões en el Estadio do mar".


Después de superar la primera fase de grupos (con Atlético CP, Académico de Viseu y Penafiel) y de eliminar a Vitoria SC a doble partido con un 4-2 global, Leixões  llegó a la liguilla de cuartos de final para enfrentarse a tres equipos de primera (Gil Vicente, CD Nacional y SL Benfica).

Pese a que SL Benfica, por entonces dirigido por Jorge Jesús, venció por 2-0 el partido, disputado en Da Luz no estuvo claro casi hasta el descuento.

Las águilas, que meses después conquistaron el trofeo de la Taça da liga, contaron para el partido con algunos de los delanteros más importantes del momento en Portugal, como eran Rodrigo Lima, Lazar Markovic, Rodrigo Machado e Iván Cavaleiro.

"Fue uno de aquellos partidos que todos los jugadores quieren disputar. A pesar de que no estaba lleno, recuerdo que Da Luz debía tener más de 30 mil espectadores y sin duda, fue un momento inolvidable y un buen partido de todos.

Sin nada que reprocharnos, perdimos pero el partido estuvo abierto hasta el final.  Mailo pudo hacer el 1-1, tras regatear a Artur Moraes, sobre el minuto 80.  Fue una buena dosis de realidad al jugar contra Lima, Markovic o Rodrigo".



El equipo de Olhão recibía a sus vecinos de Faro en un duelo en el que los locales podían certificar la permanencia, por lo que la fiesta fue doble al lograr vencer en el derbi:

"Se trata del derbi del Algarve y para los seguidores supone el partido del año. Independientemente de la clasificación de ambos equipos, como sabemos, se trata de un juego diferente que mueve la vida de la ciudad toda la semana.

Recuerdo que ese día, el Estadio José Arcanjo estaba a reventar, ya que había unos 7 u 8 mil espectadores y no cabía nadie. Fue un partido de emociones y de fiesta en las gradas, dando lugar a un ambiente inolvidable. Terminamos ganando casi en el descuento, suponiendo una gran alegría para los olhanenses. De esta forma se pudo garantizar nuestra permanencia y en una gran temporada terminamos en el sexto lugar".