30/1/17

Moreirense campeón de la Taça CTT

SC Braga y Moreirense se han visto las caras en la final de la décima edición de la Copa de la Liga de Portugal, la Taça CTT,  en un encuentro que ha tenido un desenlace un tanto sorpresivo.


Moreirense sucede en el palmarés de la Copa de la Liga de Portugal a SL Benfica tras eliminar a lo largo de la competición a FC Porto y SL Benfica y derrotar en la final a SC Braga.

Si bien el equipo bracanense partía como favorito, ya desde los primeros minutos se dejó entrever que Moreirense iba a por todas, ya incluso desde el saque inicial con Dramé, Geraldes y Roberto haciéndose notar en las inmediaciones de la portería que defendió Matheus.

Los del Minho, siempre con Rui Fonte, como ya ocurrió en la semifinal con Vitória FC, como protagonista les llevó unos veinte minutos cogerle el pulso al partido, una vez que Battaglia, llamado a ser clave, tuvo dificultades teniendo que controlar a Geraldes.

A los 38 minutos el partido pudo comenzar a decantarse, ya que fue anulado un gol a Ricardo Horta por fuera de juego. Sin embargo, al borde el minuto 45, Caué, tras un penalti de Matheus a Geraldes, puso por delante a Moreirense, un resultado justo según lo que vimos.


Con matices, el guión de la segunda mitad no varió demasiado en su comienzo, Dramé y Riberto (si bien ambos fueron sustituidos por Boateng y Nildo en un doble cambio en el minuto 60), activos tuvieron buenas oportunidades en ataques por el franco izquierdo. Sin embargo, en ambos casos hablamos de contragolpes, ya que el partido empezó a colorearse de rojo.

En el minuto 70 y en el 72, Stojilkovic firmó las primeras ocasiones clara paras los de la ciudad de las iglesias, momento en el que el partido se rompió definitivamente, ya que Geraldes a los 77 tuvo la sentencia en sus pies para Moreirense.

Su pudo pasar del empate al 2-0, pero la verdad es que los últimos minutos fueron de verdadero agobio para los de Moreirense, que tuvieron en Makaridze a un hombre providencial, que evidenció sus buenos reflejos en momentos clave. Ni con Alan en el campo logró Jorge Simão darle claridad a los suyos.

En definitiva, Morerense estrena su palmarés de una manera tas justa como inesperada, cuestión que hace que hayamos vivido un triunfo bello, histórico, para une equipo que tiene evitar el descenso como realidad cotidiana.