19/7/16

Tres partidos de... Piojo Amado

Siguiendo la serie "Tres partidos de..." resumimos la carrera de Piojo Amado, a lo largo de doce temporadas, en Portugal.



En Portugal desde la temporada 2004-05, una vez que su primer club fue Portimonense, el argentino Piojo Amado, también pasó por Silves, Atlético, Imortal y Benfica de Castelo Branco, antes de ingresar en CD Tondela, club en el que ha jugado ocho temporadas en tres categorías diferentes.

Delantero o extremo, nacido en 1985, hizo 14 goles en la temporada 2011/12 y 12 en la 2014/15, cuando CD Tondela logró un ascenso histórico. Ademásfue protagonista en una permanencia milagrosa un año después en un club para el que jugó 115 partidos oficiales.

A la hora de elegir los tres partidos, Piojo se ha decidido por la temporada de su debut en Portugal y por los dos últimos ejercicios en Tondela.

A continuación les dejo con los tres partidos de Piojo:


Aunque se ha asociado la carrera de Piojo a Tondela, Piojo llegó a Portugal para jugar en el sur, en Portimonense, entonces un equipo que no vivía desahogado en la II Liga, el partido elegido fue decisivo e inolvidable: "Además de ganar en un momento en el que nos jugábamos no descender, hice mis primeros goles en Portugal, una vez que con 19 años casi acababa de llegar. Recuerdo que también debutaba como titular, porque hubo algunas ausencias por sanciones de los delanteros que contaban habitualmente. 





Tondela logró un ascenso histórico en una temporada que no fue sencilla y en la que Carlos Pinto comenzó al frente del equipo. "Era el último partido de la temporada y logramos ascender a la Liga Nos con un gol en los últimos minutos de André Carvalhas. Aunque el ascenso era el objetivo desde el principio de la temporada, no quisimos asumirlo públicamente hasta que Quim Machado comenzó a entrenar al equipo".

La temporada fue especial a nivel colectivo, pero también particular: "Marqué 12 goles y, sin duda, pienso que fue mi mejor ejercicio. Ante Freamunde, pero también en la jornada anterior contra Chaves, jugué lesionado, pero no me hubiera perdido esos dos últimos partidos por nada del mundo". 


Un curso después, Tondela estuvo jugándose la vida durante todo el campeonato: "Fue una temporada muy difícil y logramos la permanencia (milagrosamente), gracias al trabajo y a confiar en que en el fútbol todo es posible, ya que estábamos muy mal posicionados en la tabla". 

Además la temporada supuso un hito para la carrera de Piojo: "En el Estadio de Restelo hice mi primer gol en la primera división y, aunque no pude celebrarlo porque perdíamos por 2-0, supuso una alegría enorme".